Anuncio



Expediente de Jared Balban Begierde

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Expediente de Jared Balban Begierde

Mensaje  Jared Begierde el Jue Abr 07, 2011 7:38 pm

Cuando decidiste entrar, te encontraste con una persona, la cual llevaba una exótica sonrisa en el rostro, pero tú no podías verla, ya que su rostro era totalmente cubierto por una especie de paño negro.

- Hola...

- Eternas lunas os sean concedidas... -bajó su cuerpo y, con un simple aunque elegante adelantar de cadera, formó una educada reverencia como respuesta a su saludo. Su sonrisa avispada apareció por entre sus ondulados cabellos violáceos.-

- ¿Qué haces aquí?

- Creo saber, buena persona, que el destino de aquellos que llegan a este lugar es limitado. -Se incorporó con suavidad, aunque sin dejar nunca de lado esa sonrisa que le caracterizaba.- Mas solo vengo por clara diversión y ansias de aprendizaje.

- Ah... Ya veo. ¿Cómo te llamas, plebeyo? Dímelo completo.

- Jared Balban Begierde, es un placer el conoceros. -Asintió con la más clara y abundante suavidad y educación del que se podía siquiera imaginar. Atrasó sus brazos hasta colocarlos tras su espalda, dejándo ver de él un aspecto mucho mas señorial y reservado.-

- Interesante nombre. ¿Cuántos años tienes? Por lo que veo no son demasiados. -Rió, mirándote desafiante-

- Veintiseis, simples veintiseis. -Suspiró, negando ante las últimas palabras de aquella extraña persona.- no se deje engañar, a veces los mas jóvenes y de apariencia infantil e inocente suelen ser lo mas sabios y letales.

- ... Entonces pertenecerás al grupo E, ¿Qué hacías antes de entrar a este lugar? ¿A qué te dedicabas? - susurró, dándote la espalda-

- Al grupo E, entonces. -Encogió sus hombros poco después de susurrar esas palabras. Su disconformidad no se vio integrada en la conversación, más en su mente no había cupo para otra sensación.- Era el encargado de una de las empresas más importantes en Alemania, industrias, todo heredado de mis padres.

- ¿Eres algo en especial, escoria? O tal vez tu aspecto frágil solo sea algo que ven mis ojos.

- Escoria...no es una palabra muy desencaminada. -Abrió sus labios, dejándo el suficiente espacio abierto como para que sus colmillos levemente ensangrentados quedasen al descubierto.- ¿Esto responde a su pregunta?

- Cuéntame sobre tí.

- ¿Sabe?, no hay demasiado que contar sobre mí. Muchos dicen que soy misterioso, educado, respetuoso y bastante elocuente con quienes realmente se merecen esa atención por mi parte. Otros muchos dicen que merezco ser castigado por mi arrogancia, mi sentido interno de la violencia, la facilildad con que puedo deshacerme de una persona con simples palabras hirientes y no muy adecuadas en cuanto a perseverancia se refiere y esa pizca de malicia que siempre y en todo momento está posada sobre mis labios en forma de sonrisa. Creo, si me premite el comentario, que se equivocan respecto a mi forma de ser. Desde mi punto de vista creo que soy una persona paciente, cuidadosa, valiente y, sobretodo, perseverante. No me importa esperar por nada ni por nadie el tiempo necesario sin con eso consigo todo lo bueno que el tiempo pueda traer, eso me convierte también en alguien aprovechado y seguro de si mismo. No soy de esos a los que le importa la apariencia, es mas, es por ese motivo que mis ropas no son usuales para la época en la que vivimos, mis gustos son diferentes a los de cualquier adolescente moderno que se precie. Un gran músico, adoro las melodias lentas al son de unas buenas manos tocando el piano, la armonía de un violín perfectamente utilizado, el rasgueo de las cuerdas en una guitarra, incluso el sonar agudo de una trompeta en la lejanía. -suspira- Odio los dulces, el chocolate, las celebraciones sin un motivo especial e importante, la comida pesada y la sangre de los más adultos que la apariencia de mi cuerpo. Mis gustos, a pesar de todo, suelen cambiar en cuanto a épocas se refiere, un dia puede gustarme algo y a la semana despreciarlo, de ahí el porqué, a veces, me llamen indecente y descerebrado. Las personas molestas, ruidosas, creadoras de catástrofes tan poco naturales como la explosión o el incendio de una hectárea natural las odio. Consiguen sacarme de quicio de maneras desquiciadas e incomprensibles. Todo lo contrario de esas afirmaciones podría considerarse un gusto para mi, las personas parecidas a mi persona son las que realmente me atraen. Tal y como dije antes así soy bajo mi punto de vista... ¿Cómo me verán las personas de la mansión?, oh, eso es algo que me encantaría descubrir.

- ¿Pasado?

- Que gran metiche... -Susurró casi para si mismo, evitando que nadie mas lo escuchase.- demasiadas cosas que contar y tan poco tiempo...a pesar de eso no seré breve. -Aclaró su voz, tapándo sus labios con una de sus manos.- padres ricos, trabajadores, negociantes y demasiado ocupados para cuidar de su único hijo. Mi anterior vida no fue un ejemplo a seguir para nadie que quisiese felicidad y amor en cada momento duro y cada momento bueno, pero si para una persona rencorosa, solitaria y descuidada, rechazada por los demás cual roca en medio de la calle, pisoteada y machacada. Esa fue mi infancia, un núcleo de maldades, añoranzas, esperanzas y sueños rotos por doquier, un mundo paralelo al de los niños que reían y se entretenían delante de mis propias narices. Mi adolescencia...podría decirse que fue una continuación a los insultos que, incrementados, hicieron de mi un chico aún mas solitario y autómata, capaz de sobrevivir por sus propios medios sin más falta que el dinero que mis queridos padres me ofrecían, lo único que me ofrecían. -Una mirada al suelo y un gesto de dolor disimulado marcaron su rostro.- Pero todo eso cambió. Cambió en el momento en que ese niño...ese niño solitario quiso ser diferente, quiso ser como los demás, más cautivador, llamativo, atrayente, seductor... -sonrió, sonrió con efusividad, olvidando la primera persona para pasar a una tercera, como si de una historia relatada se tratase.- ...vendió su alma al demonio a cambio de un fácil y esperanzador futuro. Su rostro se volvió bello, su cuerpo esbelto y cautivador tal y como quería, de bellos andares y tintineantes risas. Atrajo a todo tipo de hombres y mujeres, todas bellas y portentosas, capaces de hacer que cualquier persona se derritiese a sus pies tal y como ellas se rindieron a sus encantos, quedando atrapadas bajo el hechizo del demonio. En su boca crecieron pequeños colmillos con los que alimentarse y marcar a sus amantes, a sus compañeros sexuales donde quisiera...y esa fue su vida antes de llegar aquí, aburrido de la monotomía de su ciudad y su ambiente desamparado, en busca de aventuras que vivir y gente que conocer. -ajustó sus cabellos con su mano derecha mientras que, con la derecha, acariciaba su mentón.- así llegué a esta mansión, esperando encontrar todo lo que busco, ¿seríais capaz de garantizarmelo?

- ¿Llevas algún arma?

- Siempre porto sobre mi cuerpo una daga de plata y mango de oro. Si se fija bien, muy bien, podrá comprobar el buen uso que podría llegar a darse con ella. -Encoge sus hombros, señalando sus botas con la mirada.- aunque no siempre me haga falta...mis puños y yo nos entendemos muy bien.

- ¿En qué te consideras bueno, y en qué malo?

- Las artes y las ciencias se me dan bastante bien, la pintura, la confección, la decoración y la actuación. El deporte es algo que me agrada, mantener mi cuerpo en forma siempre ha sido esencial en mi vida así como una buena y estricta alimentación. La seducción, el desenfreno y las noches largas de placer...también soy bueno en eso si lo que quieres es saber todo sobre mi. -Una pequeña y tintineante risa escapó de entre sus labios ante el atrevimiento.- Nunca disgusto a nadie que quiera probar de mi, soy paciente y muy discreto si en cuestión de amantes y secretos se refiere, ¿porqué ser un cobarde chivato y deshacerme de buenas compañias? -Ladeó su rostro, llevando una de sus manos hacia su mentón para seguir pensando.- Se hacer muchas cosas y soy bueno en prácticamente todo...excepto en la discordia y el orgullo. Como bien habrás comprobado no me hacen falta más personas que mi mismo y un par de buenos amantes para sobrevivir, vivo de mi y para mi, ¡ah!...y me enfado con facilidad~ -Su voz pareció temblar antes del silencio.-

- Dame alguna foto tuya.

- Una foto...si, creo que traje unas, deme un momento. -Rebusca entre sus bolsillos hasta hallarla y ofrecérselas- aquí tiene.

Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

- ¿Te quedó algo para decir?

- Mmm~ si me permite pensar un momento... -posó uno de sus dedos sobre su mentón en pose pensativa.- oh, olvidé que entre mis gustos mas secretos se encuentran la porcelana, la seda, la bella y esbelta figura de todos aquellos que pasaron por mis manos y la sensación de ardor al sentir como la sangre de mis víctimas fluye por mi cuerpo, es una sensación sumamente...agradable.

- Ah, eso es todo. Nos veremos por allí ~ ten cuidado quien te mira y quien te mece, quien te ama y quien te quiere, que son los más peligrosos. -Rió de manera nasal y exagerada, para después desaparecer por la oscuridad de la Mansión. -


♣♣♣♣♣♣♣♣♣

- Nombre original de tu personaje: Kamui Gakupo
- Anime/juego/manga del que procede: Vocaloid
avatar
Jared Begierde

Raza: : Vampiro
Rango Sexual: : Seme
Mensajes : 21
Fecha de inscripción : 07/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Expediente de Jared Balban Begierde

Mensaje  Ackley Gyucles el Lun Abr 11, 2011 2:53 am

EXPEDIENTE ACEPTADO.

███▓▒░░Mansión Hatfield░░▒▓███
~ Si en verdad me amas toca mi cuerpo y obsesiónate. Sueño con locura tenerte entre mis blancas sábanas ~
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Ackley Gyucles

Raza: : Humano ~
Rango Sexual: : Uke
Mensajes : 301
Fecha de inscripción : 30/11/2010
Edad : 25
Localización : Londres

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.